logo

Parque Litoral

Las dunas mediterráneas y el bosque, permiten ofrecer a los castellonenses un espacio natural de ocio y recreo. El ambicioso proyecto presenta un paseo a lo largo de los 1.800 m de playa con el que se logra acercar el mar al paseante y al bañista.

La topografía se convierte en el elemento clave para lograr los objetivos paisajísticos del Parque Litoral. A través de diferentes elevaciones y desniveles se pretende recrear las dunas características de las playas valencianas, a la vez que el relieve sirve para establecer el recorrido del paseo. Estas dunas protegen el arbolado interior del viento marino, y formarán las zonas verdes. Habrán dos tipos de dunas, las formadas por arena, en la playa, que alcanzarán los 2,5 m. de altura; y las interiores, de tierra vegetal, cuya función es ocultar la zona de aparcamiento y reconducir el acceso peatonal a la playa. El paseante que recorra la playa puede percibir exóticas imágenes de palmeras, árboles y vegetación de dunas, que se ven alternadas con hermosas vistas al mar.

Al contrario de lo que se pueda pensar, el Parque Litoral no riñe con la utilidad urbanística, ni limita las comodidades de los usuarios de la playa. También se mantienen unas excelentes comunicaciones de transporte público, que siguen siendo reforzadas en la época estival.

Además, el Parque Litoral-Playa del pinar, cuenta con el reconocimiento de "Sendero Azul": una iniciativa promovida por ADEAC, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. El proyecto tiene como propósito premiar el esfuerzo realizado por los municipios litorales para recuperar antiguas sendas y caminos naturales litorales, adaptando sus trazados y transformándolos en valiosos recursos para la realización de actividades recreativas, deportivas, turísticas y de educación ambiental.

Relacionados